Tartessos

La existencia de la civilización que hoy conocemos como Tartessos ha sido (y sigue siendo) motivo de polémica.
Parece, de ser ciertas las hipótesis, que es Tartessos el primer estado peninsular del que tenemos datos. Las fuentes mediante las que conocemos su existencia son, básicamente, dos:

- biblia (libro de Isaías, libro de los reyes)
- los griegos (son los que más informan).

De ser ciertas las tesis, se ubicó en la zona andaluza, en un área limitada por sierra morena, el atlántico, Huelva y Cartagena; esta zona tiene como vértice natural el valle del Guadalquivir.
Sobre sus orígenes existe todo tipo de dudas. Hay quienes creen que derivan de los etruscos, aunque tal vez sólo sean íberos descendientes de la cultura del algar.
Por los datos que poseemos sobre su historia, todos llegados a través de terceras personas, sabemos de la existencia de cierta relación con el mito de Hércules, y, más en concreto, con el rey Gerión, dueño de los bueyes que Hércules ha de robar para concluir sus "'trabajo". Conocemos,  siempre según las fuentes griegas, la existencia de dos personajes relacionados con la fundación de la sociedad, dos hermanos Gargoris y Habis; el primero pasa por ser el creador de la apicultura, mientras que al segundo se le atribuye la creación de la agricultura y el haber sido el primer legislador de su pueblo.

 

 

Conocemos mediante la arqueología, la máscara funeraria de un alto personaje (seguramente un rey que pasa por ser la de Argoantonio, un personaje al que los griegos  vieron como un legislador muy avanzado.


La civilización tartesia cae, en el siglo -vi, en la órbita de influencia cartaginesa y, desde aquí, comienza su declive.
Económicamente parece ser que tuvo una base eminentemente agro-ganadera, aunque también hicieron un avanzado uso de los recursos mineros (cobre, plomo y plata). Conectaron marítimamente con las islas Casitérides (gran bretaña??) para buscar estaño; también mantuvieron contactos con África en busca de oro.
Según los griegos, constituían una sociedad dividida en clases, con una monarquía y una legislación escrita. Lo que aun  hoy por hoy no sabemos es si fue una ciudad, una confederación de ciudades o un imperio.


Los Íberos


El término íberos es muy ambiguo; designa un grupo étnico de tribus sin unión, sin sentimiento de identidad común.
todas estas sociedades solo tienen cono puntos en común:

- son sociedades jerárquicas.
- tienen un consejo de ancianos.
- son belicistas.
- sus economías se basan en artesanía para el comercio. Sus expresiones artísticas son las más conocidas:
- cerámica torneada y pintada
- escultura:

         - en piedra 4 obras grandes (bicha de balazote)


- bronce/arcilla 4 pequeñas piezas (funerarias)

       - damas:

dama.tif (9502896 bytes)

Dama de Elche

(Reconstrucción policromada)

Dama de Elche

(estado actual)

figurilla de una dama
Dama de Baza (atención: incompleta: le falta parte del respaldo del sillón)
Dama Oferente del Cerro de los Santos (Albacete)

Estas damas no son las únicas, continuamente las prospecciones arqueológicas nos van presentando nuevas "damas”. Eran Sacerdotisas? Probablemente.

 

 

Los Fenicios:


Durante mucho tiempo fueron un pueblo muy desconocido. Citados únicamente por Homero en La Odisea y en La Ilíada, por Plinio y por algunos pasajes de la Biblia.
En el actual Líbano y la costa de Siria, una serie de tribus que hablaban lenguas semíticas,  se establecieron en pequeñas aldeas de pescadores en la costa. Los asentamientos fueron creciendo hasta convertirse en ciudades como Ugarit, Biblos y Sidón.
La geografía resultaba demasiado accidentada para comunicarse fácilmente por tierra entre ellas. Cada una de ellas fue constituyéndose en un estado autónomo centrado en la buena marcha de los negocios.


Un monarca al frente de cada ciudad defendía sus intereses frente a otros estados y potencias de la época (Egipto, Babilonia y Asiria).
Llegaron a contar con cuantiosos recursos para constituir flotas, costear expediciones comerciales y comerciar a lo largo y ancho del Mediterráneo.
Entraron en contacto con todos los países que habían adoptado la escritura y muchas de sus transacciones que debían ser anotadas eran de tan escasa relevancia que no podían permitirse los servicios de un escriba conocedor de los múltiples signos ideográficos. Se dieron cuenta que en todos los lugares, en todos los idiomas, se repetían una serie de sonidos que podrían convertirse en signos identificables. Así redujeron los sonidos de todas las lenguas a sólo treinta signos: el alfabeto.


Gadir   (Cádiz) Se convirtió en su colonia más importante del Mediterráneo occidental, su ámbito de influencia económica alcanzaba la franja entre Orán e Ibiza y el litoral atlántico de Marruecos.
Malaka (Málaga) Fue la segunda colonia en la Península Ibérica. Aunque muchos la sitúan en la actual ciudad, la verdad es que hubo OTRA Malaka en la desembocadura del Guadalhorce (zona de Guadalmar-Parador de Golf) que es anterior a la de aquí y que parece fue abandonada por una riada. Posteriormente se fundó la Malaka que hay bajo nuestros pies.