Temas Historia BAC
Antiguos temas BUP
Materiales Complementarios
Zona Multimedia
La Plaza'r Pueblo (Foro)
 
Temario 2º BAC PAU
 





Copyright © 2009 JCGG

Viste algún error? Quieres comentar algo?

    INTRODUCCIÓN A  LA HISTORIA

  • ¿Qué es la Historia?

    Cualquier forma inteligente de vida tiene siempre una memoria, cuya finalidad es distinta, dependiendo de la complejidad de las relaciones de grupo dentro de las que este ser se desarrolla. En algunos de estos seres, la "memoria" solo tiene como finalidad almacenar información para permitir la supervivencia. En otros seres, cuyas relaciones son mucho más complejas, esta memoria permite al individuo almacenar información que puede serle útil en un momento dado. Pero cuando el "individuo" que analizamos es una colectividad humana, ¿cómo entender en ella la existencia de memoria?, es en este punto, cuando aparece el hecho al que llamamos Historia: el pequeño grupo humano, la gran civilización... necesitan recordar los hechos que le han acaecido y afianzar así su "cultura", su personalidad. Este "recuerdo", esta "historia" ha sido algo inherente a toda cultura humana conocida; desde los tiempos mas remotos y en todas las latitudes geográficas ha habido siempre "recuerdos" del pasado, guardados como referencia de cara al futuro.

    La Historia debe ser siempre esa conciencia colectiva que nos muestra el trasunto temporal - en sentido retrospectivo - de los individuos que componen una sociedad.

  • CRITERIOS DE PERIODIZACIÓN PARA LA HISTORIA

  • Cada sociedad ha creado siempre una catalogación del tiempo, dentro de la que guardar sus recuerdos, su historia. Tales clasificaciones fueron, durante demasiados siglos, diferentes según las civilizaciones que las creaban y utilizaban. Con la universalización de las comunicaciones, todas estas catalogaciones sufrieron traumas y trastocamientos hasta unificarse

Durante el Renacimiento, se creyó oportuno reclasificar todos los acontecimientos del pasado dentro de una clasificación única para todo el mundo conocido (que hasta el siglo XV solo es Europa).Nació, así, una nueva periodización: todo hecho anterior a la aparición del cristianismo se globalizó en "Historia Antigua". Como los historiadores renacentistas partían de una deformación de origen (el R. pretendía ser la continuación del esplendor de la decadente Roma), no tuvieron empacho en calificar al periodo comprendido entre la caída de Roma y su momento presente de "edad media", la que estaba " en medio", "entre" ellos y los buenos tiempos pasados.

Encontrar un método válido para determinar períodos de historia es una labor relativamente reciente. Desde la división renacentista en Edad Antigua, Edad Media y Edad Moderna hasta la actual, hay más una evolución que una cumplimentación.

El descubrimiento de que había un pasado más allá de lo escrito llevó a la aparición de otra parcela del estudio histórico: la Prehistoria. Quedaba completo el sistema al añadírsele, por el final, una escisión, por crecimiento de la información: la Edad Contemporánea.

El esquema, aparentemente fácil de manejar, está ya configurado. Los estudiosos se plantean automáticamente hasta qué momento llega cada uno de los períodos, cuál es el momento de inflexión entre períodos. Desde luego es fácil llegar a la conclusión de que algo marca ese momento; pero ¿qué?. Los historiadores han intentado, en cada momento, encontrar ese punto y determinarlo. Unas veces se ha hecho en base a hitos, a sucesos de gran importancia (aparición de la escritura, caída de Roma, descubrimiento de América...); pero.. ¿hasta qué punto, por ejemplo, el 13 de Nov. de 1492 fue distinto al del día antes del descubrimiento?. Llegamos así a la conclusión de que las fechas-hito no son del todo determinantes; siguiendo con el ejemplo anterior, vemos que el gran cambio en la Europa de después del descubrimiento viene dado por la desaparición de la idea de que el mundo era sólo lo conocido hasta entonces. Este mismo tipo de análisis podríamos llevarlo a cada una de las etapas históricas.

Por lo general, hoy se suele dar por válido que el tránsito entre épocas viene dado por los cambios en la sociedad (algo así como la infancia, la adolescencia, etc. del ser humano) y no, por un simple cambio de fechas, ya que éstas no tienen repercusiones claras y rápidas para todos los miembros de una cultura al mismo tiempo.

En la actualidad, se recurre a diversos puntos de atención para marcar las características de cada periodo: se atiende a lo económico, a lo cultural y a lo complejo o no de las relaciones sociales de los miembros.

Hoy por hoy se acepta que:

Prehistoria: ( ¿- ¿) Es el periodo de tiempo en el que la sociedad carece de medio de transmitir hacia el futuro voluntaria y ordenadamente sus vivencias: carecen de escritura. El desarrollo cultural es, generalmente, bajo y los modos de vida suelen depender de la depredación, No hay producción de alimentos. Por comodidad, se subdivide en varios tiempos atendiendo al modo de tratar los elementos culturales (útiles): Paleolítico, Mesolítico y Neolítico. Pero no es sólo la piedra lo que marca este gran periodo, sino el proceso de formación de la agricultura: ésta aparece en el Neolítico, pero se ha ido gestando a lo largo de los períodos anteriores, sobre todo, en el Mesolítico. Los grupos sociales no tienen una organización demasiado compleja, siendo la tribu, la horda o el poblado las unidades de organización social más frecuentes

Edad Antigua -¿) Corresponde a la complicación de las sociedades, tanto en número de integrantes como de organización. Aparece la escritura (descifrable o no) y la producción de alimentos. Los grupos humanos, al crecer en número, precisan de unos dirigentes, de una Jerarquía que los gobierne. Surgen los grandes reinos y también los grandes roces entre estos grupos, que dan pie a los primeros imperialismo (Egipto, Babilonia, Roma...). El final del periodo nos viene marcado por varias tendencias:

- El paso del monoteísmo al politeísmo.

- La crisis del propio sistema de Imperios (demasiado grandes para ser controlados adecuadamente

- Desaparición del sistema de la esclavitud.

La atomización del poder en pequeñas unidades (como reacción a lo anterior)

Edad Media: ( IV -XIII)

Las relaciones sociales se simplifican a causa de la atomización ya mencionada del poder. La esclavitud da paso a la servidumbre.

El comercio reduce su ámbito de acción. La economía se resiente y la moneda pierde su papel a favor del trueque. Las teocracias vuelven a hacer acto de presencia. El final de este periodo viene marcado por la ruptura de esos estrechos márgenes geográfico-sociales~económicos y por la desaparición de esos pequeños núcleos de poder (llamados feudalismo allí donde los hubo). Aparecen grandes unidades de poder, a caballo entre el imperio y los pequeños núcleos feudales: son las monarquías nacionales, en trance de formación.

Edad Moderna (XIV-XVIII) Viene marcada por la existencia de Estados nacionales creados sobre las cenizas del feudalismo y que, pronto, mantendrán roces entre sí. Los mercados se abren al comercio. La ampliación de los límites geográficos facilita el desarrollo mencionado del comercio y la nueva coyuntura política crea nuevos esquemas de relaciones sociales.

Edad Contemporánea: ( XIX- ?) Cambios en las estructuras agrarias, industriales y sociales. Surgen los imperialismos de base económica. Nacimiento del movimiento obrero. La expansión colonialista. Las dos confrontaciones Mundiales.

Historia del presente  (1980 aprox – hasta hoy) Los grandes cambios acaecidos en nuestro mundo en los últimos años parecen forzar a la aparición de un nuevo compartimento histórico que cabalga entre la historia y el periodismo.

¿¿¿     ???   Cabe reseñar que tras el 11 de Septiembre del 2002 se abre de nuevo la incógnita sobre la periodización, marcándose un nuevo hito cronológico.

No olvidemos reseñar que todas estas anotaciones sobre periodización tienen como marco de referencia la civilización occidental

A todo lo anteriormente expuesto, hay que añadir que los cambios mencionados no aparecen de modo sincrónico, es decir al mismo tiempo, en todas las culturas ni a veces de modo completo. Razón: todos estos sistemas adolecen de un defecto de entrada: son creadas por y para el Viejo Continente. De todos modos, es muy fácil entender que sólo son válidos esos criterios para ciertas civilizaciones. Por ejemplo, mientras Europa se encuentra en el siglo XV entrando en la llamada Edad Moderna, América todavía no ha pasado de una Edad Antigua (grandes Imperios, teocracia, gestación de la escritura..). Hoy quedan aún grupos humanos cuya civilización responde al grado de avance de la Prehistoria: Amazonia, Polinesia, Centroáfrica) Todo es relativo.

  • El Problema de las Eras (partiendo de la comparativa a nuestro sistema)

Era Romana -753

Era Hispana -38

Era Cristiana 1

Era de la Ascensión 31

Era de la Pasión 31

Era de la Encarnación El año empieza el 25 de Marzo

El propio sistema cristiano tuvo variantes, a veces muy locales

Otras eras de interés:

Era Hebrea -3,761

Era de Abraham -2,016

Hégira 622 (el cómputo lunar dificulta la conversión a la era cristiana, haciendo necesaria la aplicación de la siguiente fórmula: x- (x/33)+622= año cristiano; a pesar de ello el resultado no corresponde exactamente.

Para comentarios: jcguardiola@hotmail.com

(c) Juan Carlos Guardiola y Lourdes Guerrero-Strachan  1999-2002