Temas Historia BAC
Antiguos temas BUP
Materiales Complementarios
Zona Multimedia
La Plaza'r Pueblo (Foro)
 
Temario 2º BAC PAU
 





Copyright © 2009 JCGG

Viste algún error? Quieres comentar algo?

Manifestaciones artísticas durante el período Imperial

(Renacimiento-Barroco)

 

Durante los siglos en los que la Monarquía Hispánica se encuentra a la cabeza de Europa (XV - XVII), en el campo de las artes se suceden dos modas en las cuales la naciente España tendrá mucho que decir. La sincronía existente entre ambas movimientos artísticos y la propia historia de la Monarquía Hispánica nos denota curiosos aspectos de cuales son las relaciones entre la existencia de un poder imperial y las diversas manifestaciones artísticas previas y posteriores a las ya mencionadas del Renacimiento y el Barroco.

 

Siglos

XV

XVI

XVII

XVII

Hª de España

                   RRCC            Carlos I                      Felipe II                   Felipe III          Felipe IV      Carlos II Cambio dinástico

Arte Español

Gótico----------------------------(Renacimiento*)-----------Barroco---------------------------------------------------(Neoclásico*)---

Arte Europeo

                 Renacimiento----Manierismo---------------------Barroco--------------------------------------Rococó--------Neoclásico

* Los términos Renacimiento y Neoclásico tuvieron escasa repercusión en el gusto popular, que siguió la estética anterior a la impuesta

Las manifestaciones de tipo barroco se prolongan, en el caso español, hasta nuestros días, llegando a formar parte de la estética popular española.

 

El Renacimiento

 

En el caso español, la aparición importada de Italia del llamado Renacimiento, coincide cronológicamente con el inicio de una nueva dinastía (Austrias), por lo que recibe el mismo rechazo inicial que la recién llegada Casa Real; frente a esta estética se alza, como baluarte de los buenos-viejos-tiempos pasados, el Gótico, con lo que la producción auténticamente catalogable como de renacentista se limita a la inspirada desde el poder por el Emperador Carlos I.

Palacio de Carlos V en Granada. Una de las escasas muestras de renacimiento al estilo europeo en España

Según las últimas tendencias de investigación artística, parece demostrada la existencia de más de un Renacimiento en los ambientes artísticos europeos. En todos los ámbitos en los que el llamado Renacimiento se desarrolla, encontramos las siguientes características:

  • Desarrollo del capitalismo mercantil.

  • Alza de la burguesía a de las clases medias.

  • Preocupación social por el conocimiento de la Naturaleza y su aprovechamiento.

Estas características no parecen darse en el caso español, por lo menos de modo general.

En palabras de Fernández Álvarez:

"Lo que considero como más revelador, o si se quiere, como más definidor del ambiente cultural de estos tiempos renacentistas, es el parco número de obras renacentistas frente al muy notable de las religiosas, morales y fantásticas (con cuyo título aludo a los libros de caballería). En este sentido creo que puede afirmarse que, ideológicamente al menos, la sociedad española del quinientos no penetra por las veredas europeas del Renacimiento. E pensamiento europeo iba a evolucionar de muy distinta forma a como lo haría España"(FERNÁNDEZ ÁLVAREZ M; La Sociedad española del Renacimiento; Anaya, Salamanca 1970; Pág. 40,)

El Renacimiento en España se caracteriza por su intento de fundir los nuevos modelos artísticos, procedentes de Italia, con los ideales medievales. Así, mientras el estilo renacentista triunfa en los edificios civiles, en los religiosos se mantiene el Gótico, lo que denota un distanciamiento entre el gusto oficial y el popular.

 

Arquitectura Renacentista.-

La teoría arquitectónica renacentista era muy amplia, e insistía en la proporción y colocación de los elementos clásicos. Introducía los frontones (ahora también curvos) y las bóvedas de cañón con decoración de casetones. El aumento del volumen de las edificaciones se contrarrestaba con la reducción y localización de los elementos decorativos, valorándose los espacios lisos. El conjunto, en general, transmite una sensación de severa monumentalidad.

La casa de las Conchas. Salamanca

En las manifestaciones arquitectónicas renacentistas hispanas hay que distinguir dos etapas:

  • La IIª mitad del XVI: estilo Plateresco. Riqueza decorativa sobre todo en las fachadas. Columnas abalaustradas, medallones con bustos o cabezas, festones, etc. Este estilo se extiende por Burgos, Toledo, Salamanca y Sevilla. Arquitectos destacados de este periodo: Alonso de Covarrubias (Hospital de la Santa Cruz, en Toledo), Gil de Hontañón (Fachada de la Universidad de Alcalá de Henares) y Diego de Siloé (Catedral de Granada).

    fachada de la Universidad de Alcalá de Henares. Madrid  achada dela Universidad de Salamanca. Clara influencia gótica

  • Hacia la 2ª mitad del siglo XVI, y coincidiendo con el reinado de Felipe II, se imponen unas formas más puras, caracterizadas por la ausencia de elementos decorativos. El artífice de esta evolución fue Juan de Herrera quien lo plasmó en el Palacio-Monasterio del Escorial, conociéndose este nuevo estilo coma Herreriano.

 Palacio-Monasterio del Escorial (Madrid). Modelo para la posterior arquitectura barroca española   El Escorial

 

 

Escultura renacentista.-Estatua en bronce de Carlos V. Claro modelo europeo, alejado del gusto español

El material escultórico por excelencia de la España renacentista es la madera policromada, mientras en Europa dominan el mármol y los metales fundidos; pero por razones de economía y por tradición del gótico, éstos son sustituidos en España. Cabe destacar dos grandes corrientes escultóricas: la que es desarrollada por artistas italianos que trabajan en España (y que siguen los modelos italianizantes que aprendieran en su periodo de formación) y los propiamente autóctonos (fuertemente influenciados por la estética anterior. A diferencia de la escultura Renacentista Italiana, predomina la temática religiosa y lo expresivo (movimiento), rara vez se refleja el ideal italiano de "belleza". Los escultores Italianos (Fancellí...) ocupan casi por entero el primer tercio del siglo y realizan, sobre todo, monumentos funerarios muy semejantes a los que se hacen en Italia. El segundo tercio del siglo experimenta un auge de los escultores españoles:

- Alonso de Berruguete se anticipa al Barroco desarrollando en sus figuras un extraordinario movimiento -Entre sus obras destaca "La adoración de los Reyes" (Iglesia de Santiago. Valladolid) y el "Sacrificio de Isaac".

Berruguete: El Sacrificio de Isaac.

Juan de Juni obtiene composiciones de gran armonía en las que consigue un perfecto equilibrio entre masa y movimiento, Sus obras: *El Santo Entierro (Cat. de Valladolid), "La Piedad (Cat. Segovia), etc.

Juan de Juni: Santo entierro

 

Pintura Renacentista.-Da Vinci: Gioconda. Prototipo de pintura renacentista europea, muy alejado del gusto español

 

Al igual que sucede en las restantes artes, en la pintura vamos a asistir a una evolución que conduce desde el gótico florido a las formas más a menos italianas del Renacimiento romano y a las propias de la pintura flamenca, sí bien en muchos de los artistas renacentistas se pueden ya advertir rasgos manieristas (e incluso barrocos): manierismo que es contemporáneo al clasicismo o muy poco posterior.

Durante la primera mitad del XVI destacan Juan de Juanes y Berruguete, ambos catalogables como manieristas. En la segunda mitad se distinguen dos grupos de pintores manieristas: los que trabajan para la Corte y los que lo hacen para particulares. Del primer grupo podemos destacar a Alonso Sanchez Coello, el mejor retratista de la Corte de Felipe II; entre sus obras abundan retratos del Príncipe Carlos, Isabel Clara Eugenia y Felipe II. En el segundo grupo encontramos figuras tan señaladas como Luis de Morales, autor de innumerables vírgenes, y El Greco.

          Sanchez Colello: Retrato de Felipe II    Morales: Virgen con niño  

El Greco es, sin duda, el principal representante de este periodo. Abandonando su preocupación por las formas para afrontar una nueva técnica de luces y colores, alcanzó un estilo propio con sus figuras alargadas y de violentos escorzos. El "Martirio de San Mauricio", "La Adoración de los Pastores" y el "Entierro del Conde de Orgaz" constituyen la más conocida muestra de su obra. El conjunto de su producción artística cayó en el más triste de los olvidos. Infravalorada, tuvo que esperar a la llegada de corrientes pictóricas como el fauvismo e impresionismo (siglo XIX) para su revalorización definitiva.

 El Greco: Retrato de Caballero (Conocido como "Cabellero de la mano en el pecho")  Greco: San Andrés  Greco: EL entierro del Conde de Orgaz.   

 

 

 

El Barroco Español

 

La aparición del nuevo estilo, enriquece y recarga los elementos recibidos del Renacimiento, se explica coma movimiento artístico de la Contrarreforma, es decir, el sentimiento religioso frente al paso pagano que supuso el Renacimiento, que hundía sus raíces en la antigüedad clásica.

Pero el Barroco es también el mundo de la fascinación, de la fantasía y de la imaginación. Este nuevo estilo conecta con la sensibilidad del pueblo.

 

Arquitectura barroca.-típico ejemplo de cúpula barroca europea, as españoñlas no seguirán este modelo ( o muy raramente)

 

Las complicadas formas de las plantas y fachadas que desde Italia difunden arquitectos como Borromini no tienen eco en España, donde triunfan las estructuras simples, basadas en la estética del Escorial. Las grandes cúpulas italianas del renacimiento y las actuales del Barroco son evitadas y se introducen las cúpulas encamonadas.

Los frontones, al estilo italiano, se diversifican apareciendo los frontones partidos. Los volúmenes de los edificios son simples y claros, muy alejados de los truculentos edificios borrominescos italianos.

En las construcciones barrocas españolas destacamos la contraposición existente entre la pobreza de los materiales constructivos y la magnificencia decorativa que los recubre.

Podemos distinguir dos etapas:

  • La 1ª mitad del XVII tiene como origen-patrón la arquitectura del Escorial, destacando la sobriedad en las líneas y en la decoración, para desembocar progresivamente en una arquitectura eminentemente decorativa. Madrid es la principal ciudad arquitectónica; las características de sus edificios son la combinación de ladrillos rojos con piedra granítica, las plantas rectangulares encuadradas por torres terminadas en chapiteles cubiertos por tejas de pizarra planas.

Los arquitectos más interesantes de esta primera etapa son:

 

- Gómez de Mora; Ayuntamiento y la desaparecida Plaza Mayor de Madrid, Clerecía de Salamanca e Iglesia de la Encarnación

    Gómez de Mora: Plaza Mayor de Madrid      Gomez de Mora: FAchada del convento de la Encarnación. Madrid 

- Alonso de Carbonell Palacio del Buen Retiro y el actual Museo del Ejército.,

- Francisco Bautista, San Isidro el Real, de Madrid.

 

  • La 2ª mitad del XVII y su prolongación hasta entrado el XVIII. Se denota un avance hacía lo decorativo y la consiguiente aparición de nuevos motivos ornamentales (guirnaldas frutales, cartelas vegetales, molduras partidas, baquetones quebrados, estípites... ). El autor de la fachada de la Catedral de Granada, Alonso Cano es uno de los valedores más destacados de esta nueva corriente decorativa.

 

- José de Churriguera autor de retablos con columnas salomónicas recubiertas de exuberante vegetación.

- Pedro de Ribera, supera a Churriguera en lo decorativo. Su obra más representativa es la fachada del Hospicio de Madrid.

- Narciso de Tomé. Catedral de Toledo.

- Rovira. Palacio del Marqués de Dos Aguas. Valencia        

Rovira: Fachada del  palacio del Marqués de dos Aguas. Valenncia

 

Escultura Barroca.-

 

Aparece con características manifiestamente diferentes al resto de Europa: el material es la madera cubierta de una fina capa de yeso y policromada (más propio hablar de talla), es eminentemente religiosa, de tradición gótica, se la concibe para pasos procesionales

A lo largo del XVII destacamos las siguientes escuelas:

 

Escuela de Valladolid. Su máximo exponente es Gregorio Fernández, autor de esculturas de rostro doliente con la finalidad de exaltar el sentimiento religioso, como queda patente en la serie de Cristo Muerto

Gregorio Hernandez (o Fernandez): Cristo Yacente

* Escuela de Sevilla. En ella destacaremos a Martínez Montañés no llega al realismo crudo de los vallisoletanos. Su obra más importante tal vez sea el Cristo de la Clemencia (Cat. Sevilla).

Martinez Montaez: Cristo de la Clemencia

 

* Escuela Granadina. Alonso Cano es su fundador, su obra más famosa tal vez sea la Inmaculada. Dentro de esta escuela se inscribe Pedro de Mena, autor, entre otras, de La Magdalena Penitente y de la Sillería del Coro de la Catedral de Málaga.

                 Pedro de Mena: Magdalena penitente       Pedro Mena: Dolorosa   

* Escuela Levantina. La más tardía, cronológicamente hablando (s. XVII). En ella destaca Salcillo y sus pasos procesionales, de entre los que cabe destacar La Oración del Huerto

                   Salcillo: detalle de una de sus obras

 

Pintura Barroca.-Ejemplo de `pintura barroca europea, alejada de la española en temas y composiciones

 

Se conjugan en la pintura barroca todos los elementos del pre-manierismo ya existentes. Sumándole a esto el carácter de barato de este tipo de manifestación artística (estamos en período de crisis económica) y lo fácil de la truculencia (tan del gusto barroco) tendremos las razones que hacen de la pintura la manifestación barroca por excelencia.

Los centros artísticos son Valencia en su fase inicial, y Madrid-Sevilla en los dos última tercios del siglo. Las características de esta pintura podrían resumirse en equilibrado naturalismo, marcado espíritu religioso y escasa valor de lo mitológico (justo a la inversa que en Europa) y sencillez en la composición y en las formas.

 

Escuelas Pictóricas:

  • Escuela Valenciana:

Sus notas más características son tenebrismo y naturalismo, el introductor del tenebrismo es Francisco Ribalta con su obra El Crucificado abrazando a San Bernardo. José de Ribera pasa por ser el gran maestro de la escuela. Pasó la mayor parte de su vida en Nápoles, donde fue conocido como el "Spagnoletto" En su obra es de destacar el colorido y el marcado realismo como apreciamos en el Martirio de San Bartolomé, La Magdalena Penitente, La mujer barbuda, etc..

 

Ribalta: Martirio de San Andrés 

  • Escuela Sevillana:

Sus tres grandes maestros son Zurbarán, Murillo y Valdés Leal.

Zurbarán, encarna en su obra un ideal de sincera devoción e intenso misticismo, expresándolo sin violencia y con sencillez. Trabaja, por encargo, para las órdenes religiosas, destacando las series del Monasterio de Guadalupe y de la Cartuja de Jerez. De entre sus obras, San Hugo en el Refectorio para la Cartuja de Las Cuevas (1623), en ella destacan las naturalezas muertas así como los espléndidos retratos de los cartujos, aunque, por tratarse de una obra de juventud, muestra una composición algo rígida y esquemática, pero de gran naturalismo. El tema que representa es el ayuno: San Hugo se aparece a los monjes cuando se disponen a comer, el santo, ante el exceso de alimentos, regaña al cocinero mientras el resto de los monjes quedan sin sentido y paralizados en el tiempo; cuando el santo se marcha quedarán petrificados los alimentos, En esta obra tenemos un subtema (algo muy característico de la pintura barroca) localizado en la pintura del muro del fondo y que sirve para afianzar el tema de la obra: vemos en el cuadro del fondo una representación de la Huida a Egipto, en la que la Sagrada Familia ayunó, en el mismo cuadro aparece San Juan Bautista en el desierto, lugar en el que también él ayunó.

Zurbarán: San Hugo en el refectorio de los cartujos

Otras de sus obras son la famosa serie de Guadalupe, destinada a la Sacristía de dicha monasterio, la Misa del Padre Cabañuelas El Milagro del Padre Salmerón etc.

ZUrbarán: El Obispo de Illescas

Murillo pintor de lo bonito y agradable, de colorido llamativo, define el tema iconográfico de la Inmaculada, en el que aparece la Virgen rodeada de nubes y ángeles. Son de destacar también sus obras con niños o con pícaros que reflejan la miseria de los desheredados.

Murillo: El Buen Pastor

Valdés Leal. Gusta del movimiento barroco y del dramatismo, llegando a límites macabros como podemos ver en la serie realizada para el Hospital de la Caridad (Sevilla), conocida como "Las postrimerías de la vida".

Valdés Leal: In Ictu Oculi

Otros nombres a mencionar son Alonso Cano (ahora en su faceta de pintor), Claudio Coello, Sánchez Cotán y Carreño

      Sanchez Cotán: Bodegón    Sanchez Cotán: Bodegón del Cardo. Se trata de una alegoría del ayuno y la Cuaresma

 

 

 

Autorretrato de Velazquez en Las MeninasVELÁZQUEZ PUES QUE VA A SER, LO MISMO!!!!!!!

 

Aunque desarrolla su producción en dos centros pictóricos (Sevilla - Madrid) su obra no puede ser encuadrada en ninguna corriente existente.

Nace en Sevilla, y bajo la protección del Conde Duque de Olivares pasa a la Corte donde es nombrado pintor de Cámara de Felipe IV. En su obra podemos distinguir seis etapas:

  • Primera etapa Sevillana (hasta 1622) Caracterizada por el tenebrismo, colorido oscuro. Temas de bodegones y tipos populares.

- Adoración de los Reyes Magos

- Vieja friendo huevos.

- El aguador.

- La Mulata

- Cristo en Casa de Marta.

          Velázquez: Vieja friendo (o cocinando) huevos. Ejemplo de costumbrismo           Velázquez: Cristo en casa de Marta. La alegoría y el juego de temas y subtemas hace su aparición en la pintura de Velázquez.      

 

  • Primera etapa Madrileña (1623 -1828) Evoluciona hacía tonos rosados y blanquecinos. Temas más característicos: retratos.

- Retrato de Felipe IV.

- Retratos del Infante Don Carlos.

- Los Borrachos o El Triunfo de Baco.

Velázquez: El triunfo de Baco (Los Borrachos); las dobles interpretaciones  mezclando costumbrismo y mitología (o disfrazando la mitología de costumbrismo??)   Velázquez: Retrato de Felipe IV

  • -Primer Viaje a Italia (1629 -1631). Desaparecen los colores oscuros y gana movimiento mediante una viva pincelada.

-La túnica de José.

-La fragua de Vulcano

  Velázquez: La Fragua de Vulcano. el tema mitológico prima en esta obra sobre el costumbrista y religioso (presentes) tan del gusto español de la época

  • -Segunda Etapa Madrileña (1631 - 1649)

-Cristo de San Plácido.

-Retratos reales

-La Rendición de Breda (Las Lanzas)

-Retratos de Bufones.

  Velazquez: Cristo de San Plácido        Velazquez: La rendición de Breda (Las Lanzas) 

   Velázquez: Retrato ecuestre del rey Felipe IV    Velázquez: Retarto ecuestre del Conde Duque de Olivares (valido del rey) (¿Quien manda en España?)   

  • Segundo Viaje a Italia (1649 - 1651)

-Venus del Espejo.

-Paisajes de Villa Medici.

  Velázquez: La Venus del Espejo.   Velázquez: Paisaje de Villa Medici. Ya se atisba el impresionesmo y la libertad de uso del pincel

 

  • Tercera Etapa Madrileña (1651 ~1660) Su paleta se hace más líquida y procura esfumar las formas.

-Retrato de la Infanta Margarita

Velázquez: Retrato de la Infanta Margarita

-La Familia de Felipe IV (Las Meninas) Se trata de un retrato familiar, pero de modo innovador, en el que el espectador, queda totalmente involucrado en la escena ya que comparte el mismo punto de vista que los monarcas, que a su vez, son el tema principal de la obra. En la cámara aparecen cuadros de Rubens, como intento de ensalzar a la pintura y sacarla de entre las artes viles. El propia Velázquez se autorretrata con los monarcas que aparecen reflejados en el espejo del fondo, lo que muestra la confianza del rey para con el pintor, Esta misma concepción del retrato real será repetida por Goya (La familia de Carlos IV) y luego reinterpretado por Picasso (Menínas) en un claro homenaje a Velázquez. En esta obra la pincelada se deshace y aparece un muy marcado impresionismo. Existe una segunda realización de este cuadro, desconocida hasta fecha muy reciente y y depositada en un museo británico en la que se aprecian ligeras variaciones.

Velázquez: La Familia de Felipe IV (Las Meninas). Este es el cuadro del Prado. No dejes de visitar los links sobre esta obra

-Las Hilanderas. Cuadro mitológico. El tapiz del fondo muestra la fábula de Palas y Aracne. Posiblemente este cuadro pertenezca a su segundo viaje a Italia.

Velázquez: La Fábula de Aracne (Las Hilanderas) Otra vez mezcla de mitología y costumbrismo

links_04_1_.gif (3391 bytes)

(revisados a Julio '09)

 

 Casa Museo de El Greco

El Entierro del Conde de Orgaz Análisis de la obra más conocida del Greco

Las Meninas

Las dos Meninas de Velázquez  MUY INTERESANTE (En inglés)

Museo de Escultura de Valladolid Una visita obligada para el estudio de la talla hispana.

Museo Nacional del Prado. Imprescindible para ampliar conocimientos sobre la historia de la pintura española

 

 

 

Para comentarios: jcguardiola@hotmail.com

(c) Juan Carlos Guardiola y Lourdes Guerrero-Strachan  1999-2009