Temas Historia BAC
Antiguos temas BUP
Materiales Complementarios
Zona Multimedia
La Plaza'r Pueblo (Foro)
 
Temario 2º BAC PAU
 





Copyright © 2009 JCGG

Viste algún error? Quieres comentar algo?

De Felipe V a la Guerra de Independencia

(los Borbones)

FELIPE V (1700-1724-1746)

Con el tratado de Utrecht Felipe V fue confirmado como rey de España. Esa sí, la nueva dinastía no podría unirse nunca con la francesa. Pero España era en realidad la gran sacrificada en una guerra, en la que, teóricamente, no se debatía más que la herencia de su corona. La Monarquía Católica perdía todos sus dominios extra-peninsulares en Europa y además Menorca y Gibraltar.

Con la nueva dinastía se instaura una política centralista haciéndose necesaria la reforma del reino.

Política interior:

-Centralización administrativa.

-Abolición de los fueros aragoneses y valencianos. Decretos de Nueva Planta.

Política exterior:

-Lucha contra lo implantado por Inglaterra en Utrecht.

-Lucha por la recuperación de Italia,

Una vez realizadas las reformas interiores mas urgentes, Felipe V se desentiende un poco de Francia, y pone su interés principal en Italia. Su segundo matrimonio con Isabel de Farneslo (italiana) es un indicador de este giro.

La eficaz reorganización Interna, dirigida por Patiño (ministro de Felipe), permitió montar una expedición militar contra el sur de Italia, reconquistando con facilidad las islas de Cerdeña y Sicilia.

Por su parte, y ante la reorganización del Estado español, Inglaterra veía amenazadas sus plazas de Menorca y Gibraltar. Evitando el peligro mediante el ataque por sorpresa de cabo Passaro (Sicilla), donde su flota destrozó a la española sin previa declaración de guerra. Para entonces la Triple Alianza se había convertido en la Cuádruple, con la presencia de Francia, Inglaterra, Holanda y Austria. La misma Francia invadía el Norte de España.

Felipe V tuvo que plegarse ante los hechos y pedir la paz. Pero una nueva coyuntura bélica (Guerra de Sucesión de Polonia) llevaría a Francia a pedir la ayuda hispana, permitiendo a cambio la intervención española en Italia.

Una nueva expedición española, al mando de Montemar, partió para el sur de Italia, y con toda facilidad se apoderó de Nápoles y Sicilia. Naciendo así el reino de las Dos Sicilias en cuyo trono Isabel de Farnesio verá a a su hijo Carlos, reconocido por las potencias europeas en el Tratado de Viena 1735.

LUIS I (1724)

En 1724, Felipe V abdica del modo mas inesperado. Su sucesor, Luis I, era un joven de diecisiete años, inexperto y de carácter Infantil. Cierta es que su padre, desde el Palacio de La Granja, seguía de cerca sus actuaciones. Pero el joven monarca se rodeó de una serie de personas que intentaban separarla de la influencia paterna y dar un giro a su política, menos tendente hacia Italia para pasar sus miras hacía el Atlántico y América. Pero la política de Luis I quedó inédita, ya que murió a los siete meses de subir al trono. Felipe V asumió de nueva las riendas del poder.

Este segundo reinado  de Felipe V no representa la reanudación de la política anterior a su abdicación, las miras son ahora más españolas que italianizantes y los mismos ministros son también españoles. Entre ellos debemos destacar a José Patiño político, diplomático y economista; José del Campillo, hacendista; y luego, al marqués de la Ensenada, gran político y magnífico planificador de la economía.

Al final de su reinado se ve envuelto de nueva en otro conflicto bélico, en la guerra de sucesión de Austria, que da a Isabel de Farnesio la posibilidad de formar otro estado en el norte de Italia para su segundo hijo, Felipe.

La muerte de Felipe V, en 1746, obligó a la reina a conformarse con ver a su hijo Felipe en posesión de Parma y Toscana por el tratado de paz firmado en Aquisgrán en 1748.

FERNANDO VI (1746-1759)

El nuevo monarca no era un hombre de gran talento, pero tenla las cualidades necesarias para ser un buen monarca: rectitud de carácter, sentido de dignidad y saber escoger a sus colaboradores. Su política fue la de sus ministros, y encontró unos ministros excelentes.

El rey mantuvo una política de neutralidad y equilibrio, el mismo que mantuvo entre sus dos ministros: Ensenada, partidario de la alianza francesa, y Carvajal, que consideraba más conveniente para España la unión con Inglaterra.

Pero este equilibrio se vio amenazado debido a una expedición de portugueses que se asentaron en la colonia de Sacramento (actualmente, parte del Uruguay, poniendo en peligro el comercio y la seguridad de la zona. Carvajal, deseoso de poner fin de forma pacífica, negoció con Portugal un trueque de posesiones, ofreciéndoles un amplia territorio de la zona de los indios guaraníes. Así se llegó al tratado de límites de 1750. Pero los indios guaraníes se alzaron ante aquella, lo que fue como cerrar una puerta abriendo un portalón. Ensenada acudió a Carlos, futuro Carlos III, para que protestase ante su hermanastro cancelándose el tratado de límites, pero esta maniobra supuso la caída de Ensenada. La muerte de la reina, la de Carvajal, y el destierro de Ensenada hacen que el rey enloquezca, muriendo al poca tiempo en 1759.

Muerto el rey sin hijos, la corona recae en su hermanastro Carlos.

CARLOS III (1759-1788)

 

Durante un cuarto de siglo el nuevo monarca había reinado sobre el reino de las Dos Sicilias, lo que le supuso una importante experiencia política.

Carlos III representa la cumbre del despotismo ilustrado español. Su reinado se caracteriza por toda una serie de reformas internas, realizadas por un equipo de gobierno claramente Ilustrado: Campomanes que fomentó la agricultura, industria, comercio y la enseñanza; el Conde de Floridablanca, Impulsor de la marina y de las obras públicas; y el Conde de Aranda, gran reformador y defensor de las regalías borbónicas.

* El Motín de Esquilache (1766)

El nueva ministro extranjero realiza en la ciudad de Madrid reformas higiénicas y sanitarias, tales coma la obligación de abrir pozos negros en las viviendas, la prohibición de arrojar suciedades a las calles, así como establecer un sistema de limpieza y de iluminación en las mismas. Del mismo modo, y para mayor seguridad, las medidas de Esquilache llegaron a la prohibición de los juegas de azar, el uso de armas, de los sombreros chambergos y de las capas largas. Si a esta añadimos la coincidencia de un alza en los precios de los alimentos de primera necesidad tendremos las causas de este levantamiento en 1766. El rey tuvo que ceder y desterrar a Esquilache que, pese a todo, había sido un buen ministro. Las medidas siguieron en vigor.

* Expulsión de los jesuitas (1767):

Realizada por Campomanes, quien para llevar a cabo sus proyectos, necesitaba eliminar a la Compañía, como había sucedido ya en Portugal y Francia. Fueron acusados de monopolizar la enseñanza y de propiciar la rebelión (Motín de Esquilache), por lo que se decretó su expulsión en 1767.

* Repoblación de Sierra Morena:

Tenía por objeto poner en explotación tierras improductivas, que serían ocupadas por católicos extranjeras. Fue Olavides el encargado de llevarla adelante, diseñando una sociedad campesina con un régimen Jurídica especial; el proyecto se transformó en una colonización mixta de españoles y extranjeros, que alcanzó el éxito gracias a las explotaciones minera de la zona. Se crearan nuevas poblaciones como La Carolina, Santa Elena, La Luisiana.

* Política exterior:

Se orientó hacia el Atlántico, en torno a los dominios americanos. España siguió sufriendo el apresamiento de barcos y el contrabando inglés, lo que obligó a Carlos a firmar el Tercer Pacto de Familia con Francia (1761). La guerra terminó con la Paz de París (1763). Su intervención en la guerra de Independencia de los Estados Unidos sirvió para desquitarse de los desastres de la Paz de París. En 1783 se firmó la Paz de Versalles, por la que España recobró Menorca, la Florida y diversas posesiones en el Golfo de México.

El motín de Esquilache separa en dos el reinado de Carlos III, en la primera está rodeado de ministros napolitanos, y en la segunda se rodeará de ministros españoles. Floridablanca es la figura clave del gobierno en la última década del reinado de Carlos III. Sus medidas para la renovación económica y cultural del país fueron verdaderamente importantes:

· -Sociedades Económicas de Amigos del País.

· -Liberalización del comercio con las Indias. -Reforma Universitaria.

· -Ley agraria (encargada a Jovellanos).

Al morir, Carlos III dejaba algo más que una corona a su hijo y sucesor Carlos IV: un plantel de buenos ministros y una política clara de renovación cultural y económica de España.

CARLOS IV (1789-1808)

Carlos IV
Manuel Godoy

 

Carlos IV fue jurado rey el mismo año en que en Francia tendrían lugar una concatenación de acontecimientos importantísimos para la Historia europea. Aunque su padre le aconsejó mantener a Floridablanca como primer ministro, y aunque en los primeros momentos el nuevo monarca siguió este consejo, los acontecimientos extranjeros variarán el devenir español: la Revolución Francesa, al atacar a la fuente de poder monárquico pondrá a España en la coyuntura de tener que salvar a la monarquía francesa: Floridablanca tendrá que afrontar los difíciles días de la Revolución e intentar mantener los derechos de Luis XVI, lo que le llevó a conectar con otras potencias; pero, el temor a una guerra y las presiones de sus enemigos personales, hicieran que el rey decidiera su sustitución por Aranda, defensor de una nueva visión de los acontecimientos tendente a una convivencia indecisa con la nueva Francia (1790) a la que intenta acercarse aprovechando su imagen exterior, pero, contra la que defiende a España de un contagio revolucionario. Toda Europa se aliaba contra Francia, mientras Aranda pretendía una solución pacífica (la salida del monarca francés). Francia se defiende de los ataques y comienza así la guerra contra la Convención (1793), en la que España participa aliada con Inglaterra. La guerra supone la caída de Aranda y la sustitución por Godoy, un joven personaje que llega a las altas esferas del poder mediante el patronazgo de los monarcas.

Godoy, ante los avances territoriales de la República francesa en la Península, y las capitulaciones de ciertos estados europeos ante lo inevitable, opta por abandonar la alianza con Inglaterra y por una paz que cuesta a España media isla de Santo Domingo y la promesa de no represalias contra los afrancesados del País vasco, Desde este momento España se verá cada vez más atada a la política francesa lo que será mas notorio con la llegada al poder en Francia de Napoleón y sus Ideas expansionistas el enfrentamiento franco-inglés y las consecuentes represalias contra Portugal a las que Godoy contribuyó y que desembocaron en la Guerra de las Naranjas contra Portugal y en el Tratado de Fontainebleau, (1807) mediante el cual España y Francia ocuparían Portugal, que quedaría dividida en tres partes:

- Norte: Para la reina de Etruria (damnificada por  Napoleón en  Italia)

- Centro: Canjeable a Inglaterra por Gibraltar y Trinidad

- Sur: Reino de nueva creación para Godoy.

Los ejércitos franceses de Junot entran en Lisboa y la familia real portuguesa se refugia en Brasil mientras en España quedan tropas para evitar un desembarco Inglés. El desprestigio de Godoy crece por minutos, el Príncipe Fernando se alza contra el gobierno de su padre, al que pide que abdique (Motín de Aranjuez, 1808). Carlos abdica, Godoy es encarcelado y Carlos pide a Napoleón la mediación para recuperar el trono que su hijo le ha usurpado. Los Monarcas acuden a Bayona para el arbitraje de Napoleón, el cual decide atajar la situación pidiendo a Fernando que abdique en su padre, con el que tenía pactada otra abdicación a favor del hermano de Napoleón, José. Es el '2 de M yo de 1808: La guerra contra la presencia francesa en España ha empezado, es la Guerra de Independencia.

GOYA            

Francisco de Goya se va a convertir en el testigo no silenciosa de las transformaciones que España sufre durante los años del enfrentamiento contra el francés. Nace en un pueblo aragonés y se educa, artísticamente, con un pintor local de estilo todavía barroco. Comienza a trabajar para la Real Fábrica de tapices, para la que realiza numerosos cartones. Simultáneamente va estableciendo contacto con la nobleza ilustrada y su actividad como retratista (menos sujeta a los estrechos cánones de los cartones para tapices) va afianzando se prestigio. Una enfermedad le deja sordo, por lo que experimenta un encerrarse en sí mismo que se transmite a su producción, que es invadida por un aire pesimista. La Guerra de la Independencia le crea una profunda huella. Goya es un pintor de evolución lenta, pero en sus últimas obras anuncia los comienzos de la pintura contemporánea.

Tres periodos abarcan su producción:

1ª fase 1775 a 1792: realiza cartones para tapices, los temas suelen ser "populares" (La Gallinita Ciega, La Vendimia, Romería de San Isidro, Pareja con Sombrilla, de apariencia costumbrista aunque se trate de aristócratas disfrazados de pueblo; El Pelele, El Columpio ... Estos cartones son lo más conocido de su producción aunque el resto de sus obras tengan una infinita mayor calidad.

                   

2ª fase 1792 a 1808: Con anterioridad a la Guerra de Independencia realiza pinturas grotescas, relacionadas con la nueva perspectiva que del mundo le hace tener su reciente sordera.

El Entierro de la Sardina muestra un tema popular (el carnaval) en el que las dos figuras centrales, de blanco, van disfrazadas de aristócratas; el estandarte es el personaje grotesco que resume el carnaval. El Tribunal de la Inquisición es una obra en la que cada uno de los escasos trazos transmite una información al espectador. A raíz de la Invasión napoleónica, el pintor refleja, de modo casi periodístico, todo aquello que él ve o le cuentan.

   Así produce obras como El Dos de Mayo (La Carga de los Mamelucos), que representa una crónica de la sublevación del pueblo de Madrid ante los franceses. El protagonista de la obra es la masa humana en segundo plano, en primer plano y en la zona central representa un caballo blanco con el mameluco caído, exaltando la muerte de este.

    En Los Fusilamientos de la Moncloa (El Tres de Mayo) lo que se representa es el fusilamiento reprensor del levantamiento. El poder (uniformado, rítmicamente repetido, de espaldas y sin rostro) es impersonal; mientras que los sufridos ciudadanos que van a ser ejecutados sí tienen rostro y aparecen mostrando actitudes de miedo, piedad, etc, excepto el personaje de blanco: el héroe, que es el que muere y no el que mata.

Aunque el género religioso pasa a un segundo plano, también lo interpreta y cultiva como en La Comunión de San José de Calasanz o El Crucificado casi sin dolor, ni sangre ni llagas con cuatro clavos y posapiés muestra reminiscencias barrocas en el fondo oscuro.

En los retratos capta los rasgos más esenciales del personaje. Es su producción más numerosa. La Familia de Carlos IV (auténtico homenaje a Las Meninas de Velázquez), La Familia de los Duques de Osuna , La Duquesa de Alba, etc.

  

3ª fase 1812 a 1828: En este último periodo de su creación (atormentado por la sordera, desencantado de los valores, asqueado de la Guerra) su pintura se hace tenebrista y la imaginación se desborda en obras como Saturno, Aquelarre, utiliza técnicas de grabado para sus series (Disparates, Los Desastres de la Guerra, etc.). En las llamadas Pinturas Negras (pinturas realizadas para él mismo, y por tanto cargadas de una riquísima simbología) se observan elementos expresionistas y surrealistas.

       

Para comentarios: jcguardiola@hotmail.com

(c) J.C.G y L G-S C; Oct. 99- Jul 2009