Temas Historia BAC
Antiguos temas BUP
Materiales Complementarios
Zona Multimedia
La Plaza'r Pueblo (Foro)
 
Temario 2º BAC PAU
 





Copyright © 2009 JCGG

Viste algún error? Quieres comentar algo?

Tema VII. Revolución liberal.

Las Cortes de Cádiz.

Análisis y valoración de la Constitución de 1812 y de la obra de los legisladores gaditanos.

La Libertad guiando al pueblo (Delacroix, 1830). Simboliza el espíritu revolucionario de la época

Las Cortes de Cádiz.

La convocatoria de la Regencia para la reunión de Cortes a celebrar en Cádiz se hizo "a la Nación" para restablecer y mejorar la Constitución fundamental de la monarquía (consideraban así el conjunto de leyes tradicionalmente españolas, aunque no escritas) La convocatoria es primeramente por Estamentos, pero por presiones liberales se convocan unicamerales. El lugar será Cádiz, el único punto inexpugnable del territorio.

Los diputados son elegidos por provincias y acuden a Cádiz, pero es necesario comprender la dificultad para poder llegar de las zonas dominadas por los franceses, por ello llegan principalmente los representantes de las zonas marítimas. Todo ello hace que en la composición de la cámara dominen los liberales, puesto que los diputados absolutistas que no pueden llegar son representados por liberales gaditanos. Son 271 representantes de los cuales hay 97 clérigos y 8 nobles, con lo cual se ve claramente la minoría de representantes de los estamentos privilegiados, el resto los miembros son profesiones liberales, funcionarios y algunos comerciantes y propietarios. Por ello vemos claramente que la composición de las Cortes :es liberal y burguesa. Con lo cual ya nos encontramos con una Contradicción, puesto que el campesinado no se siente representado en ella, (según J.R. Aymes)

La primera medida aprobada por las Cortes el 24 de septiembre de 1810 es la proclamación de la Soberanía Nacional, lo cual significa de hecho el final de Antiguo Régimen, puesto que ello acaba con el poder real de origen divino. Con esta primera sesión ya se perfilan los dos grupos que van a presidir todas los debates por un lado tenemos los partidarios de la soberanía nacional y los que consideran que está solo la puede ostentar el Rey. Los primeros son llamados "liberales" y los segundos "absolutistas o serviles" La constitución del debate sobre la soberanía perfiló los lideres de ambos grupos. Los liberales encabezados por Muñoz Torrero, el conde de Toreno, Martínez de la Rosa, Alcalá Galiano, Quintana; Los absolutistas dirigidos por el obispo de Orense se niegan a aceptarlo y defienden los derechos de la monarquía absoluta.

Los debates son apasionados pero hemos de decir que en gran medida siempre ganan las votaciones los liberales, esto tiene una explicación:

a) Forman la mayoría de la asamblea.

b) Los absolutistas en su mayor parte eclesiásticos, se encontraban dispuestos a ciertas concesiones, esencialmente si se trataba de sacrificar determinadas prerrogativas reales que pudiesen mitigar el realismo del Estado; y sobre todo si al mismo tiempo permitían alguna contrapartida de parte de los Liberales; respecto a la conservación de sus privilegios Administrativos o Eclesiásticos.

c) La actitud incongruente de muchos diputados absolutistas, que no son consecuentes con sus ideas, ello es debido en gran parte a su falta de preparación

d) La situación de Cádiz, esta se encuentra cercada por los franceses, pero no sufre penurias económicas por el apoyo de la flota británica, por lo tanto no sufre los horrores de la guerra como el resto de la península; la población de la ciudad se he duplicado con la llegada de refugiados, alcanzando los 100.000 habitantes; el ambiente es claramente liberal y a ello se suma que gran parte de los debates son públicos lo cual origina cierta influencia de los ciudadanos en la marcha de los debates.

Para analizar los debates y su resultado es necesario comprender que nos encontrarnos con dos posturas contrarias, la de los absolutistas que consideran que las Cortes no tienen autoridad para variar las tradicionales leyes del reino, y se niegan a reformar el Antiguo Régimen, y los Liberales que quieren aprovechar las Cortes, para reformar el país acabando con el Antiguo Régimen.

Los principales debates se centran en la Libertad de Prensa, la cual es aprobada por la Cortes, y es fundamental para garantizar el carácter liberal del nuevo orden. La abolición de los Señoríos Jurisdiccionales, lo cual consagraba una nueva forma de propiedad de los señoríos territoriales y suprimía las jurisdicciones particulares y acababa con la servidumbre. (ello dará lugar a abusos al pasar algunos señoríos de jurisdiccionales a territoriales) y sobre la libertad de Comercio.

Pero uno de los debates fundamentales lo tenemos en la Abolición del Tribunal de la Inquisición, este debate fue de los más acalorados por la defensa que de su mantenimiento hacen los absolutistas, en el intento de mantener vivo uno de los más firmes puntales del Antiguo Régimen. Los debates se centran en los métodos llevados a cabo por los tribunales de la Inquisición, pero esto es solo la punta del problema, puesto que los liberales pretenden con la desaparición de la Inquisición, acabar con la policía del Antiguo Régimen; por fin el 22 de Febrero de 1813 quedó abolida la Inquisición. Puesto que en el articulo V del Capítulo I del texto constitucional se recoge. "El tribunal de la Inquisición es incompatible con la Constitución".

- Como una clara idea, de los absolutistas tenemos el reconocimiento en la Constitución de la Religión católica Apostólica Romana como la única verdadera que es y será perpetuamente la de la Nación Española y a la cual deben de proteger las leyes. En este punto vemos claramente un compromiso con los absolutistas.

La Cortes de Cádiz, abordaron en realidad, cuestiones fundamentales de Reforma, necesarias para el desarrollo del país;pero la reacción o moderantismo del texto (presiones absolutistas) frustraron en buena parte aquella oportunidad.

Promulgación de la Constitución en Cádiz (salvador Viniegra. Pintor historicista de fines del XIX principios del XX)

Análisis y valoración de la Constitución de 1812 y de la obra de los legisladores gaditanos. (ver Esquema Constituciones)

La Constitución se publicó el 19 de marzo de 1812. Según Tomás Villarroya, posee tres características y se atiene a tres principios: es de origen popular, porque se hace por su iniciativa; es la más extensa del constitucionalismo español (consta de 384 artículos) y es muy rígida, pues solo se permitía su modificación tras ocho años y con procedimientos muy rigurosos.

Los principios básicos son:

· Soberanía Nacional (artículo 3) este punto es uno de los más fundamentales, puesto que significa el fin del poder Real de origen divino.

· División de Poderes:. El poder Legislativo recae en las Cortes (con cierta intervención del rey) las cuales son la representación de la voluntad de la nación. Sus poderes son muy amplios: elaboración de las leyes, decisiones respecto a la sucesión de la corona, aprobación de los tratados internacionales, fijación anual de las contribuciones y las fuerzas del ejército, etc. (art. l3l.). Las Cortes se reúnen anualmente durante un período fijado expresamente por la Constitución, ante el temor de que el rey no las convocara o las suspendiera se crea la Diputación permanente, integrada por 7 diputados elegidos; su fin es velar por la observancia de la Constitución mientras la Cortes no están reunidas. El estatuto de los diputados está fijado con detalle en el texto: su mandato dura dos años, es incompatible con cualquier cargo de nombramiento real, incluido el de ministro, y resulta inviolable en el ejercicio de sus funciones. El sistema electoral está fijado en la misma Constitución. La residencia constituye la única condición para ser elector y candidato unido al nivel de renta (voto censatario).

· Sufragio: Establece un complejo sistema de sufragio indirecto y censitario (erroneamente, algunos lo catalogan de universal)

· Poder Ejecutivo: Este reside en el Rey, pero su desarrollo lo vemos inspirados en la desconfianza ante el posible retorno del absolutismo, posee la dirección del gobierno y la administración (art. 170 y 171) e interviene en la elaboración de las leyes a través de la iniciativa y la sanción, poseyendo veto suspensivo durante dos años. El artículo 172 limita expresamente algunas decisiones del monarca ante la posibilidad que intentara extender sus poderes.

· Queda totalmente regulada la sucesión al trono para evitar lo ocurrido en Bayona. La Constitución regula la función de los ministros denominados todavía Secretarios de Despacho, estableciendo la necesidad de refrendo para todas las decisiones del rey (art. 225) Se establece también su responsabilidad penal.,

· El Consejo de Estado es el principal órgano consultivo del rey. Sus miembros son nombrados por el rey, a propuesta de las Cortes.

· Poder Judicial, es competencia exclusiva de los tribunales. La Constitución prohíbe expresamente la intervención de las Cortes y el rey, y asegura los principios fundamentales del Estado de derecho: códigos únicos en materia civil, criminal y comercial, fuero único, salvo para eclesiásticos y militares, inamovilidad de los jueces, garantías para los ciudadanos etc.

· Otros títulos de la Constitución contemplan la organización de la administración provincial, la hacienda, el ejército (servicio militar obligatorio) y la instrucción publica.

· Con respecto a la Instrucción Publica, es necesario ver la concordancia de pareceres entre los artífices de la Constitución y los del Estatuto de Bayona. Ello respondía a la concepción ilustrada de que solo él desarrollo cultural podía garantizar la economía y la felicidad pública, así como la fortaleza del Estado mismo. La Constitución recogía taxativamente la responsabilidad de promover "escuelas de primeras letras en todos lo pueblos de la monarquía"

· No se puede dejar de lado el artículo que considera iguales a los españoles de ambos hemiferios. (luego lo dejan casi sin valor por no aceptarse como tales los descendientes de mezclas)

De 1808-1814 circularon por el país más de 300 periódicos.

El rasgo primero que debemos considerar es la naturaleza misma del proyecto político: es importante en si misma, por ser el inicio del constitucíonalismo español y abrir la idea de que el poder no puede ser absoluto, sino limitado, y debe corresponder a la voluntad general de la nación.

Se ha criticado el carácter de clase del primer Constitucionalismo como instrumento de dominio de la burguesía, pero ello no debe oscurecer el progreso inmenso que representa respecto al absolutismo anterior. Dentro del primer constitucionalismo occidental, el texto de Cádiz representa uno de los mejores modelos, soportando la comparación con la Constitución francesa de 1791 o la americana de 1787. Y su influencia en el resto de Europa es mayor que la francesa (1820 se impone en Nápoles)

Como ellas aspiraban a construir el Estado conformes criterios racionales, para lograr un funcionamiento de la sociedad menos arbitrario y más lógico.

Por todo ello, el texto de 1812 se convierte en el símbolo liberal por excelencia de nuestra historia, llegando a representar la panacea de los problemas nacionales

Nace, pues, la Constitución (como dice R.Solís.) como un símbolo, como un arma en la lucha contra el invasor, y, sobre todos como solución a los problemas de España

 

Portada de la Primera impresión de la Constitución de 1812

Comentarios y sugerencias

Bogota41@hotmail.com

 © Javier de la Hera Rosado 1999-2009