Temas Historia BAC
Antiguos temas BUP
Materiales Complementarios
Zona Multimedia
La Plaza'r Pueblo (Foro)
 
Temario 2º BAC PAU
 





Copyright © 2009 JCGG

Viste algún error? Quieres comentar algo?

Tema VIII: El reinado de Fernando VII

1- La reacción absolutista.

2- El impacto del ciclo revolucionario de 1820 en España- - Trienio Liberal 1820-1823

3.- El proceso emancipador de las colonias americanas.

 

1- La reacción absolutista.

El retorno de Fernando VII a España el 22 de marzo dé 1814 tras firmar el Tratado de Valencay con Napoleón, supuso un giro brusco en la evolución de los acontecimientos políticos.

El propio tratado ya es de por sí un claro desprecio de las nuevas ideas liberales de España, puesto que se firma entre Fernando y Napoleón, basándose solo en el poder soberano de Fernando.

Fernando, mitificado hasta la saciedad y denominado "el deseado`, recuperó su trono entre muestras de calor popular y de prestigio. Era el símbolo de los seis años de resistencia y encarnaba grandes expectativas de cambio y mejoras tras una década especialmente penosa.

En aquel ambiente de confusión, casi toda España desconocía el servil comportamiento del rey ante Napoleón, y lo suponía arrancando de cruel cautiverio. Pero Fernando VII buscó en primer lugar el acercamiento a los círculos más reaccionarios del país, Y los viejos absolutistas, que solo habían tolerado la obra de Cádiz, se aprestaron, entonces a volver a la situación anterior a 1808.

La propia forma de volver Fernando VII a España, ya demuestra su intención de no respetar la Constitución de 1812, puesto que sin seguir el itinerario previsto por las Cortes y la Regencia, se dirigió a Valencia, donde el general Ello, jefe del ejército de Levante le ofreció al rey su ayuda para la restitución de la plena soberanía real. Lo cual unido al manifiesto presentado al rey por 69 diputados de las Cortes ordinarias (manifiesto dé los persas) para derogar el régimen constitucional nos da una idea certera de cuales eran sus intenciones. La posición de la Iglesia y la nobleza indicaban al rey claramente la posibilidad de restaurar el absolutismo.

Con estos apoyos Fernando dictó un decreto aboliendo todo lo legislado en Cádiz, declarando "nulos y de ningún valor ni efecto" tanto la Constitución de 1812 como los decretos de las Cortes.

Al mismo tiempo que el decreto se hace público, se encarcela a los diputados y los liberales mas conocidos.

Enseguida se resucita el Tribunal del Santo Oficio y se forman comisiones militares para perseguir a los liberales y se prohíbe toda clase de periódicos y asociaciones. En sucesivos decretos vuelven a establecerse las condiciones económicas y sociales del Antiguo Régimen (restablecimiento de los señoríos), que satisfacen las aspiraciones de la nobleza y la Iglesia

Toda Europa, excepto Inglaterra, se encontraba en situación similar, la derrota de Napoleón a manos de los monarcas del Antiguo Régimen. da lugar a lo que se conoce como el Sistema de la Restauración por la que los reyes decidan hacer volver la situación a las vísperas de la revolución francesa, para ello se crea un sistema llamado Santa Alianza, con el cual ayudaran a cualquier rey que se sienta amenazado por el liberalismo. Pero ello no será posible en todos los países, puesto que algunos llevan 20 años de liberalismo, pero si se logra plenamente en España, donde el periodo es solo de seis años (y la burguesía es débil).

No se puede pensar que, el Régimen restaurado en el país puede ser exactamente igual que el anterior, puesto que las fuerzas liberales no han desaparecido; solo han sido sometidas a la clandestinidad, por ello a lo largo del período tendremos intentos de restaurar el régimen liberal.

Ninguna reforma se realizará en los años siguientes, Fernando VII gobierna siguiendo los moldes absolutistas, pero a las necesidades anteriores se le suman un país destrozado por la guerra, la deuda exterior y la perdida de la mayor parte de las colonias, que no solo constituye un desastre para la Hacienda, sino también un obstáculo para el desarrollo de la industria y él comercio, por la pérdida de aquellos mercados.

En unos momentos, en que se requería aumentar la producción y la recaudación, el regreso al sistema señorial suponía menos ingresos para el Estado, y mayor presión fiscal sobre el pueblo y aumento lógico del déficit, Fontana resume la situación diciendo: "El gobierno necesita restaurar la hacienda, aumentar el comercio y la industria, mejorar la productividad agrícola y reconquistar América". Y todo ello sin tocar los privilegios del Antiguo Régimen, lo cual era imposible. Por ello se recurrió a prestamos del exterior

Sublevaciones Liberales,

Frente al absolutismo comienza a desarrollarse una alianza formada por la burguesía, las clases medias y populares con tradición liberal de las ciudades, y una parte del campesinado despojado por los señores. A ello se suma el ejercito, debido a que la oficialidad, que antes de la guerra estaba formada exclusivamente por aristócratas, cambió su composición por exigencias de la lucha; dirigentes guerrilleros hombres de origen campesino o de la burguesía urbana en muchos casos próximos a los liberales alcanzaron por nombramiento de la Regencia o de la Cortes altos cargos militares (los cuales han sido mantenidos por el Rey). Por ello nos encontrarnos con los llamados Pronunciamientos militares.

Los Pronunciamientos para la reposición de la Constitución eran sublevaciones militares con participación de destacamentos ciudadanos. En estos pronunciamientos desempeñaban un importante papel los núcleos liberales agrupados en "sociedades secreta". Constituyen un importante numero: Esposa y Mina en Navarra, Porlier en la Coruña; Vidal en Valencia. Fueron sublevaciones que fracasaron y generaron una represión mayor, pero en todo caso, era la expresión del malestar político y social en los ámbitos de tradición liberal. Sin embargo, uno de estos pronunciamientos, en enero de 1820, encabezado por Riego, Quiroga y López-Baños al frente de un ejercito destinado a América, consiguió alcanzar finalmente el éxito. Dando lugar al llamado Trienio Liberal (1820- 1823).

 

2- El impacto del ciclo revolucionario de 1820 en España- - Trienio Liberal 1820-1823

El pronunciamiento de Riego en Cádiz fue secundado por otros pronunciamientos liberales en La Coruña, Zaragoza, Barcelona, etc. Ello unido a la pasividad del ejercito, hacen que el rey Fernando VII jure la Constitución de 1812.Dando lugar al llamado trienio liberal.

El Rey nombra un nuevo gobierno presidido por Argüelles, que proclama una amnistía y convoca elecciones. Las Cortes elegidas conforme a la Constitución, son mayoritariamente liberales y dan a la luz una importante obra legislativa. Pero es necesario detenerse en este punto para realizar una división entre los liberales: Moderados y Exaltados. Los Moderados que tuvieron el gobierno los dos primeros años son partidarios de realizar la obra de reforma con cierta prudencia, para no agravar las condiciones críticas de la economía, mantener el apoyo de la burguesía y no enajenarse al sector constitucional de la nobleza, y no enfrentarse con los monarcas europeos de la Santa Alianza. Los Exaltados, proclamaban la necesidad de acelerar las reformas, acentuar la represión sobre los elementos absolutistas y dejar las contemplaciones con el monarca, desechando las presiones europeas. Durante los dos primeros años dominan en las Cortes los moderados los cuales continúan con la reforma iniciada ya en 1810.

A partir de 1822 gobiernan los exaltados, de nuevo quedan abolidos los privilegios de clase, con la supresión de los señoríos y la imposición de cargas tributarias a la Iglesia y las medidas contra las manos muertas, abolición de los mayorazgos, obligación de vender las tierras de los conventos de menos de 24 frailes y de las Ordenes Militares. La Inquisición es de nuevo abolida y ya no volverá a ser restaurada. Se empieza a elaborar un nuevo Código Penal. Se crea la Milicia Nacional, que debe estar formada por milicias comunales de voluntarios, pero en la realidad tuvieron bastante dependencia del ejército y pocos voluntarios.El régimen constitucional tuvo que enfrentarse con grandes dificultades: Oposición de los Estados absolutistas de Europa, resistencia del propio Rey que conspiraba secretamente con sectores de la nobleza y de la Iglesia, (el rey utilizaba continuamente el derecho de Veto), incomprensión por parte del pueblo, en especial del campesinado (el cual no reconoció en la Constitución sus tradicionales aspiraciones al reparto de la tierra y la rebaja de los impuestos, y tampoco comprendió las medidas del régimen contra la Iglesia y la reforma fiscal, que le perjudicaban)La oposición al régimen liberal provoca la formación de partidos realistas, que en forma de partidas plantean una situación de guerra civil en Cataluña, Navarra Galicia y el Maestrazgo a partir de 1822, especialmente tras el fracaso de golpe de Estado de la Guardia Real en Madrid. Los insurrectos llegan a dominar amplias zonas del territorio y a instalar una regencia absolutista en la Seo de Urgel en agosto de 1822. La situación se radicaliza a partir de estas fechas. Al gobierno de los exaltados responde el Rey con una actitud provocadora dentro de su competencia constitucional y una actividad conspiradora cada vez más intensa. La toma de posición de la nobleza a favor del absolutismo y el retraimiento de la burguesía preparan la intervención de la Santa Alianza.Las potencias aliadas deciden en el Congreso de Verona (octubre de 1822) intervenir en España, para volver a poner al Rey en la plenitud de sus derechos, esta intervención se le encarga a Francia y 130.000 soldados franceses, llamados los "cien mil hijos de San Luis", que al mando del Duque de Angulema atraviesan toda la península y en septiembre logran devolver el poder a Fernando (se encontraba con el gobierno en Cádiz). Por decreto de 1 de octubre el Rey declara la nulidad de todo lo decidido por la Cortes y el gobierno durante los tres años constitucionales. (Las potencias dé la S. Alianza temen los acontecimientos liberales en España puesto que el ejemplo se ha repetido en Portugal y las Dos Sicilias)

No se puede dejar de ver dos características fundamentales, en primer lugar la marcha de las tropas francesas por el territorio ha sido un simple paseo militar casi sin obstáculos, lo cual nos hace pensar que el pueblo campesino es absolutista, puesto que no lucha contra unos extranjeros que viene a reponer al rey en sus derechos absolutos. En segundo lugar es necesario ver la actitud cruel y vengativa de Fernando que ejecuta gran cantidad de liberales, lo cual hace que sé radicalicen las posturas de los liberales del país y de los que logran huir a Inglaterra.

La Década Ominosa 1823-1833

El nombre de ominosa procede de la literatura liberal, debido a la brutal represión del Rey, puesto que se crearon juntas de purificación, las cuales extendieron el terror por toda la Península (ejecución del propio Riego en 1823). Fernando VII, volvió a restablecer las condiciones jurídico políticas anteriores. El Cuerpo de Voluntarios Realistas (versión absolutista de la milicia Nacional) se extendió por todo el país, para salvaguardar los principios absolutistas.

La situación económica siguió siendo catastrófica puesto que es necesario añadir la entrada de moneda francesa junto con los gastos de la expedición francesa y el pago de los prestamos a banqueros de Francia, pedidos en los tres años anteriores. Todo ello junto con la perdida definitiva de las colonias.

Tras unos primeros gobiernos dedicados a la represión, el Rey buscó realizar algunas reformas, por lo que entraron algunos ministros como Cea Bermúdez o López Ballesteros, que intentaron ciertas mejoras en la adrninistración como la idea de elaborar criterios para elaborar por primera vez unos Presupuestos del Estado. Todo ello dará lugar a una oposición de los absolutistas (realistas puros) por considerar que el Rey transigía con los liberales (no se repuso la Inquisición)

A lo largo del período menudearan los intentos de golpes de los liberales (Torrijos .... ) De todas formas no se podía arreglar la situación económica dentro del marco del Antíguo Régimen. El final del periodo se encuentra inmerso en él problema sucesorio.

3.- El proceso emancipador de las colonias americanas.

Coincidiendo con el proceso de crisis continuada de España, tuvo lugar la disgregación del imperio español en América: entre 1810 y 1825 la mayor parte de aquellos territorios consiguieron su independencia de España

Durante el siglo XVIII la América española había experimentado un proceso de integración en la economía de la metrópoli, que pretendía superar el viejo modelo de territorios proveedores de metales preciosos, para ser un inmenso mercado y fuente de materias primas vinculado a la economía española. Pero la política borbónica con respecto a América, si bien potenció un importante desarrollo urbano y comercial, sembró también las semillas de la futura descomposición del sistema colonial. Fueron varios los factores qué generaron la conciencia de identidad propia y "proto-nacionalista", que posibilitó la futura independencia la marginación de las nuevas generaciones criollas (blancos americanos) en las decisiones políticas que se tomaban en Madrid ( lo cual respondía a la tradición de gobierno español desde el principio de la conquista). La opresión fiscal y la falta de libertad económica les obligaba a comerciar exclusivamente con la metrópoli. El ejemplo de América del Norte y la extensión de las nuevas ideas revolucionarias europeas completan el cuadro. La incapacidad española para abortar militarmente los primeros conatos y la importante ayuda económica, diplomática y militar de los Estados Unidos e Inglaterra, interesados en el tráfico Comercial libre con ese continente, aceleraron el proceso de liberación.

Anteriormente ya habían existido brotes independentistas, pero algunos de ellos los habían llevado a cabo los indígenas, claro que esto solo fue posible en zonas con fuertes grupos de indios, uno de ellos es el de Atahualpa el cual creó un estado independiente en la selva peruana que acabó con su muerte en 1756. Otro lo tenemos en el altiplano andino donde Tupac Amaru (descendiente de los soberanos incas) intentó crear un estado neo-incaico unos años más tarde. Y más recientemente Francisco Miranda, un criollo, intentó independizar toda la América española en 1806. Como se ve por lo dicho los movimientos emancipadores de los indios son bastante fuertes en América central y gran parte del Sur, por el contrario Argentina y Chile carecen de indígenas puesto que estos eran pocos y fueron exterminados, ello hará que él futuro desarrollo de estas naciones sea distinto (Méjico tenía una gran cantidad de campesinos de origen indio)

No se puede dejar de analizar someramente el desastroso resultado de las revueltas indígenas y llegar a la conclusión de que la minoría rica y poderosa de los criollos, se encuentran en un estado de rebeldía contra el gobierno español, pero por el contrario no están dispuestos a compartir nada de su poder con los indígenas a los que en líneas generales desprecian y explotan.

La ocupación napoleónica de España y Portugal, fue la ocasión que propició los primeros movimientos independentistas en Latinoamérica. El vacío de poder creado por el traslado de la familia real a Francia, provocó la misma reacción que se había producido en España, la no-aceptación del nuevo Rey y la creación de Juntas de Gobierno (Junta de Buenos Aires 1810, la de Chile...). , estas juntas proclamaron la independencia, lo mismo ocurrió en Caracas donde en 1811 donde un Congreso de Notables proclamó la independencia y adoptó una constitución federal, destacando en este hecho el líder independentista Simón Bolívar. A todos estos movimientos se suman otras regiones como Santa Fe (Colombia) y México (en estos territorios los primeros movimientos corren a cargo de los campesinos en 1813, pero son aplastados por los criollos y los españoles).

Entre 1814 y 1816, los movimientos independentistas son aplastados, con el envío de tropas españolas. (Fernando VII está ya de vuelta en España)

Los Libertadores y la Independencia.

A partir del 820 las cosas cambian, puesto que España no puede enviar tropas para acabar con los intentos independentistas. De todas maneras con el restablecimiento de la constitución de 1812 los criollos americanos pueden mandar sus representantes a las Cortes, pero ya es demasiado tarde y el movimiento independentista está en marcha.

Los dos grandes libertadores son Simón Bolívar y San Martín. El segundo de estos libertó Argentina y Chile y en 1821 el Perú. Bolívar libertó Nueva Granada (batalla de Boyacá) y en 1821 tras la batalla de Carabobo independizo Venezuela, y a continuación Quito y Ecuador. La derrota del ejercito español en Ayacucho (1824) selló el final de la dependencia española y el nacimiento de las nuevas naciones americanas. Cada territorio sufrió un proceso distinto, desde el intento de crear la Gran Colombia hasta la creación de un imperio en México con Agustín de Iturbide.

Es necesario recalcar que en las citadas batallas se enfrenta el ejército español con los criollos independentistas, que aun apoyados por parte del pueblo, son una minoría frente a la gran masa poblacional que permanece al margen.

Las consecuencias para España fueron desastrosas:

a) Se convirtió en una potencia de segundo orden.

b) Financieramente se perdió un inmenso mercado y se perdieron definitivamente los "caudales de Indias" (que eran un alivio constante para la maltrecha Hacienda)

Comentarios y sugerencias

Bogota41@hotmail.com

 © Javier de la Hera Rosado 1999-2009